Hacer referencia a los equipos agrícolas, de inmediato nos lleva a pensar en el campo, y estos son una serie de elementos mecánicos como cilindro cuyo fin se centra en la realización de las labores agrícolas, a las que les aportan energía, pero además aligeran y facilitan las actividades optimizando las técnicas de cultivo. En el sector agrícola, las novedades y actualizaciones de los equipos agrícolas llegan a producirse de una manera constante.

Funciones de las maquinarias agrícolas

Quizás la principal función de los equipos agrícolas radica agilizar, optimizar y mejorar la producción de los cultivo en el ámbito agrícola, además de tener un kit de riego. 

Evolución de las Maquinarias Agrícolas

Teniendo el conocimiento de que la agricultura no es una actividad reciente en el mudo, sino que nos acompaña desde los inicios de la historia, esta se llegaba a realizar a través del trabajo manual, pero él mismo llegó a ser reemplazado gracias a la llegada de la Revolución Industrial, gracias a la cual se originaron a partir del siglo XIX máquinas que eran las más recientes tecnologías de cultivos, entre ellas se encontraban las pulverizadoras, cosechadoras, abonadoras, embolsadoras, enfardadoras de heno, sistema de posicionamiento global, sembradoras de siembra directa y otras.

En la antigüedad se empleaban máquinas agrícolas tales como el arado romano, azada, guadaña, hoz, rastrillo como herramienta, trillo, trilladora, aventadora, arado de vapor, entre otras más.

Maquinarias, Equipos y Herramientas y su diferencia de acuerdo a su uso

Las maquinarias son las encargadas de la remoción de la tierra; dichos equipos se encargan además de ayudar al terreno a eliminar lo que no debería estar en él y en el caso de las herramientas, estas suelen ayudar a transportar y también a excavar para el momento en que se siembra el cultivo.

Empleo de las maquinarias agrícolas

Entre las diversas aplicaciones que se atribuyen a las maquinarias se encuentran: el  arrastre, desmenuzado, remoción de tierra, limpieza, siembra, uso de caja insonorizada y labrado de la tierra. Asimismo, se encargan de la eliminación de la maleza, la fumigación, y el abono. También cargan la tierra, arrancan las hierbas, abren las zanjas, perforan el suelo, extraen las raíces, rocían el agua, entre otras muchas actividades.

Cuando se trata de los equipos, las maquinaria y las herramientas agrícolas, estas son empleadas de forma indistinta y sus diferencias pueden ser establecidas de acuerdo a estas tres categorías. Inicialmente, la maquinaria agrícola es utilizada  en la remoción de la tierra, para sembrar y también para desmenuzar.

Cuando se trata de los equipos agrícolas, estos suelen ser utilizados para la labranza general, eliminación de malas hierbas, fumigación y abono. Finalmente, en el caso de las herramientas, estas funcionan en su totalidad en las labores de carácter manual, como son la extracción de raíces, arrancar las hierbas, la perforación del suelo, entre otras.

Beneficios de las maquinarias agrícolas

  • Optimizar las tareas en el campo 
  • Reducir tiempos y obtener mejores resultados para mejorar los cultivos 
  • Incremento de la productividad
  • Mejora de la calidad 
  • Identificación de suelo
  • Visualización en tiempo real 
  • Gran ahorro económico 
  • Modernización, entre otros aportes

En resumidas cuentas, las herramientas en la actualidad cuentan con nuevas tecnologías con las que se tiene la posibilidad de mejorar las técnicas de cultivos y con ello, de aumentar la producción agrícola.

No obstante, llegan a generar un gran impacto negativo sobre el medio ambiente; razón por la que resulta importante la aplicación de medidas que sean sostenibles a fin de poder reducir los efectos de la mecanización agrícola sobre el aire, agua, suelo, flora y fauna.

Principales equipos agrícolas

El tractor: este viene a ser uno de los vehículos más útiles, bien se trate de la oruga que cuenta con una gran potencia y estabilidad, o el de ruedas, que llega a alcanzar gran velocidad incluso mayor que la de la oruga y además puede ser transportado por carretera.

El Motocultor: se trata de un tipo de maquinaria agrícola que presenta un solo eje, la misma se maneja por medio de manillas que le aportan una potencia media, tanto para la realización de las actividades agrícolas como para las ornamentales; este es un equipo que se utiliza sobre todo en la jardinería.

La cosechadora combinada o segadora: esta es una maquinaria que cuenta con gran potencia, gracias a sus peines cortadores que se usan para la siega y un rastrillo con el que logra girar sobre un eje, este se ubica por delante de la máquina.

El arado: se trata de un equipo que ha sido diseñado para abrir surcos en la tierra de cultivo. Entre sus componentes se encuentra la cuchilla, la cama, la mancera, el timón, y la vertedera, tan solo por mencionar algunos. 

La rastra: es un equipo que ha sido pensado para romper los terrones y desmenuzar aquellas porciones de terreno que han sido previamente removidas por el arado. Se encuentra formada por el enganche al tractor, los dientes y un armazón metálico o de madera.

Asperjadora: se trata de un equipo que fue creado para fumigar, con depósito de líquido, bomba de presión, válvula, manguera, boquilla, correas, entre otros. En líneas generales es manual y se coloca sobre la espalda el rociador.

Sembradora y abonadora: Estos son equipos agrícolas que fueron desarrollados para colocar las simientes de forma directa y para distribuir abonos y fertilizantes.

Empacadora: Su principal función radica en hacer paquetes a la paja de cereales y de otras hierbas.

Dentro del ámbito de las herramientas agrícolas, existe una gran variedad, que además cuentan con múltiples funciones como remover la tierra, apertura de zanjas, transporte de productos, eliminar malas hierbas, etc. Las que son más empleadas son las escardillas, palas, rastrillos, regaderas, trasplantadoras, carretillas, machetes, entre otras.

Novedades en equipos agrícolas

Con respecto a los accesorios que son empleados para pulverizar, constantemente se producen novedades en el mercado gracias a la evaluación de las variables como las zonas de protección, evitar la formación de microgotas, la altura de la pulverización, por mencionar algunos.

Entre otras cosas se busca mantener una altura baja de pulverización, y por tal razón se potencia el uso de botalones apoyados en ruedas. Las marcas más potentes del mercado se encuentran desarrollando dispositivos que son independientes de pulverización y también de pulverizadores automotrices.

Las herramientas que son necesarias cuando se tiene un cultivo de marihuana en exteriores

Son muchos los aspectos a considerar cuando decidimos cultivar marihuana en casa, entre ellos si será en el jardín, balcón, patio o terraza, que ese lugar sea en donde puedan recibir la luz del sol, pero tan solo unas cuantas horas. Se debe seleccionar un sustrato que sea de buena calidad y que esté poco abonado debido a que en la etapa inicial no requiere de más.

También has leído que es recomendable agregar perlita pues le permitirá estar más aireado si se diera el caso de que la tierra no la contenga y el uso de autopot. Pero estos son tan solo algunos detalles de los muchos de los que se debe estar al tanto si buscamos que el nuestro sea el mejor de los cultivos. Sin dejar de mencionar que se deben buscar las semillas de marihuana que mejor se adapten al tipo de cultivo y a nuestros gustos.

Herramientas necesarias para lograr un cultivo de marihuana en el exterior

Lo primero que debemos hacer una vez que hayamos seleccionado las semillas es germinarlas. Una vez que se haya realizado dicho proceso, se debe tener a manos las macetas a donde se van a trasplantar, estas deben ser pequeñas y deben colocarse en un invernadero, luego contar con extractor de resina.

Características de las macetas

Para la primera fase de crecimiento se emplean las macetas pequeñas ya que representa mayor utilidad, las mismas sirven para que las raíces logren distribuirse de manera uniforme antes de que sean pasadas a otra maceta de mayor tamaño. La recomendación es utilizar macetas pequeñas cuya capacidad sea de 0,2  o de 0,4 L.

En estas macetas pequeñas, las plantas estarán tan solo una semana o 10 días aproximadamente antes de que sean llevadas a una maceta más grande. Tales macetas son perfectas para ser ubicadas dentro de un invernadero, y en ese momento en que ya asoman la raíz por debajo de la maceta, sabremos que es el momento de trasplantar.

Invernadero

Este es un elemento que no debemos descuidar ya que resulta de gran utilidad durante las primeras semanas. Una vez que hayamos pasado las plantas hacia las macetas más grandes, el invernadero puede ser guardado en algún armario hasta que se necesite durante la próxima temporada. Si lo cuidamos de la mejor manera, entonces tendremos un invernadero durante muchas temporadas.

¿Cuándo se usa el invernadero?

  • Resulta imprescindible para ese momento en el que aparece la plántula, pues se trata de un proceso que implica una mayor fragilidad.
  • Se encarga de mantener la humedad debido a que evita que la maceta se seque, y con ello la plántula muera.
  • Evita que los pájaros se coman la plántula y nos quedemos con un tallo sin hojas.

Las pipetas y los vasitos medidores

  • Son útiles para cuando se necesita medir la cantidad exacta de abonos y aditivos.
  • Resultan más seguros cuando intentamos manipular los ácidos para bajar el pH. Es importante que estemos pendiente de no recibir salpicaduras con ácidos y corrosivos. Para ello se debe trabajar seguro y con una pipeta de plástico.
  • Se puede aplicar gota a gota, esto resulta ideal sobre todo cuando hay que bajar o subir el pH.
  • Se recomienda el uso de pipetas de 3 y 5 ml y vasos medidores de 70 y 250 ml.

Etiquetas para identificar

Si nuestra idea es plantar distintas variedades o, quizás si se van a plantar variedades feminizadas, regulares y automáticas dentro del mismo cultivo, entonces vamos a necesitar diversas etiquetas con las que podamos identificar las macetas.

Regadoras y lanzas

Para ese momento en el que es necesario regar las plantas, es importante contar con dos regaderas, de esta manera podremos mezclar los abonos y oxigenar el agua, con la posibilidad de pasar de una regadora a otra. Si llegamos a dejar evaporar el cloro en el agua, entonces se hace necesario oxigenar el agua y para ello se mueve de una regadora a otra.

Tomando en consideración la cantidad de plantas, con respecto al espacio del que se dispone entre las macetas debemos tener en cuenta:

  • Las regadoras podrían quedar cortas y con ello surge la posibilidad de tener que preparar en diversas oportunidades el agua y los fertilizantes, situación que puede resultar bastante engorrosa.
  • Cuando los cultivos están muy apretados, y sus macetas demasiado cerca entre sí, las regadoras podrían llegar a romper ramas cuando pasamos entre las plantas, y una rama menos se traduce en menos cogollos.

La recomendación es utilizar un depósito de 70 litros, un pequeño motor eléctrico y una lanza de riego, existen tiendas en donde se puede encontrar en un kit de riego, de este modo se pueden regar muchas plantas llegando con facilidad a todo el cultivo.

Macetas blancas

Estas son usadas de acuerdo al tipo de planta que se vaya a cultivar:

Si son autoflorecientes: la recomendación es plantar una vez que haya germinado directamente a la maceta blanca de máximo 25l. De este modo se evita el estrés que implica cada trasplante y el de las semanas de crecimiento, dándonos plantas más grandes y más producción al final. Lo que se traduce como pocas semanas de crecimiento de las variedades automáticas y un máximo aprovechamiento. 

Si son feminizadas o regulares: para estas se emplean macetas blancas de 5 L o 11 l, pues en ellas estarán durante algunas semanas antes de ser pasadas a las macetas más grandes y a las macetas definitivas. Otra excelente opción para el tiesto definitivo es utilizar un Smart Pot. Esta se trata de una maceta geotextil, elaborada en una tela permeable y con flexibilidad, con fibras sintéticas.

El Smart Pot permite el drenaje por lo que el agua no se encharca ni en la base ni en los laterales. De esta manera la tela llega a transpirar y las raíces están mejor aireadas, a diferencia de las macetas de plástico donde las raíces se retuercen y pueden ahogarse.

Gracias a estas macetas, las plantas tienen la posibilidad de desarrollar las raíces como si estuvieran en el suelo, aguantando durante más tiempo saludables en el sustrato. Así mismo, estas pueden ser lavadas y almacenadas plegandolas, por lo que ocupan menos espacio que una maceta de plástico.

Platos

Si las plantas serán puestas en un balcón, entonces se va a necesitar de platos redondos o cuadrados a fin de colocarlos debajo de las macetas y con ello evitar que llegue a caer el agua en los pisos de abajo si es que se llega a cultivar en el balcón. Recuerda que lo mejor siempre será evitar los problemas con los vecinos, haciendo de los cultivos los más seguros.

Medidor de pH

Con este dispositivo podremos medir la acidez del agua, es decir, su pH, lo que resulta importante para que los nutrientes que le aportamos con el agua puedan ser absorbidos por la planta. Cada nutriente llega a absorberse en unos niveles pH que son específicos.

El nivel de pH óptimo se ubica entre 5,3 y 6,5, aunque todo va a depender del sustrato y de los abonos que utilicemos. Por ejemplo, para la mayoría de los sustratos y abonos en tierra este suele ser de 6,5. El pH necesario generalmente viene indicado en las tablas de abonado y en el bote de abono. Durante el proceso de floración el pH puede llegar hasta 7.

El pH puede ser controlado con el medidor de pH y los líquidos pH Up y pH Down. La finalidad es dejar el agua de riego dentro de los niveles que son adecuados con la idea de lograr un crecimiento y una floración exitosa. Al momento de medir el pH debemos contar con gotas reactivas o con medidores digitales.

Las gotas reactivas

  • Suelen ser sencillas de usar.
  • Solo debemos mezclar un par de  gotas del líquido reactivo con media probeta de agua de riego. Dicha probeta es suministrada dentro del kit. Lo recomendado es comparar el color de una tabla también provista, con el color del líquido.
  • No hace falta mantenimiento.

De presentarse algún problema, este surge si es agua abonada con fertilizantes Bio, se torna de color oscuro y no se llega a distinguir.

Los medidores de pH digitales

  • Resultan más exactos.
  • Al contrario de las gotas reactivas, estos brindan una lectura exacta no orientativa, más allá del color del agua de riego.
  • Los medidores de pH deben ser calibrados periódicamente, y para lograrlo tan solo se deben sumergir en solución calibradora y ajustar los botones o girar el tornillo de calibre de acuerdo al modelo. Algunos medidores de pH se llegan a calibrar con solución calibradora pH 7 y otros con solución calibradora pH 7 y pH4
  • Su mantenimiento es realmente simple, pero debemos procurar que en el capuchón protector del medidor siempre se encuentre un poco de solución de mantenimiento después de cada uso. Si no tenemos solución de mantenimiento, se puede utilizar solución calibradora pH 7.
Los equipos agrícolas: tipos, funciones e importancia para el sector 

También te puede interesar