Con la revolución industrial son muchos los beneficios sin control a los que el ser humano se vio expuesto sin tener medida de lo que en el futuro lo haría convertir en su propia víctima a consecuencia de ello. Los altos grados de contaminación han sido avasallantes en las últimas décadas, aunado a ello la vida agitada del día a día más el excesivo uso de combustibles fósiles han mermado la calidad de vida tanto silvestre como del propio humano.  

En medio de todo este terreno poco favorable, surge una maravillosa propuesta de las empresas que fabrican autos en la que, nuevas alternativas para emplear otras formas de energías se implementen y u ejemplo de ello es la energía ecológica. Son muchos los empresarios que están siguiendo esta línea de conservación en sus empresas, y este es el caso de las empresas de dario roustayan, que promueven la construcción de hospedajes, alojamientos, y plantas turísticas que son amigables con el ambiente, colaborando de manera directa con el ámbito artesanal y cultural de las localidades a través de la construcción de nuevas infraestructuras ubicadas dentro de áreas ambientalmente protegidas. Cabe señalar que cuando se trata de conservar, la prioridad se enfoca hacia la conservación dentro de estas comunidades.

Solución al problema

Como una forma de controlar la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, diversas empresas encargadas de la fabricación de vehículos apuestan por el empleo de tecnologías donde sus vehículos consuman menos combustible y de esta manera se reduzca la emisión de gases de una forma importante.  

Tipos de autos ecológicos

Híbridos: se trata de la combinación de más de un motor que se alimenta con otro tipo de energía, esta puede ser de gasolina con combustión interna o gasoil, o bien con electricidad. En la mecánica del mismo, ambos motores  suelen ser complemento uno del otro, en lo que el motor eléctrico podría ser el que aporte mayor potencia. Dicha energía cinética producida por la electricidad puede ser empleada en vez de ser desperdiciada.

La energía cinética se emplea cuando el auto requiere mayor esfuerzo al subir o bajar cuestas o frenar. Así mismo, con esta energía es posible la recarga de alguna batería específica donde se pueda acumular electricidad para ser usada en el momento en que se ponga en funcionamiento el auto lo que le brinda mayor autonomía al apoyar al motor principal cuando este lo requiera.

Celdas de hidrógeno: La idea de estos vehículos es una fuente de alimentación producida  a partir de una reacción química que ocurre entre el hidrógeno y el oxígeno generando y liberando agua. Pero este no ha tenido tanta aceptación.

Eléctricos cuya autonomía es amplia: estos vehículos se apoyan en un motor de combustión mientras que el trabajo restante lo hace un motor eléctrico. Generalmente en lo que son conectados, su autonomía se duplica comparado con un carro eléctrico normal.

Autos eléctricos: contienen un motor tanto eléctrico como a bateria de hierro o litio. Su energía debe ser suministrada en un periodo entre una y ocho horas para poder ser utilizados, siendo bastante pequeños y livianos.

Con todos estos avances y adaptaciones, cada día nos encontramos más cerca de lograr cambios importantes para nuestro planeta.

Autos ecológicos, una excelente opción cuando de proteger al ambiente se trata

You May Also Like